“La mujer debe salvar a la mujer”

“Santa Juana de Lestonnac, mujer visionaria que en una época en la que los derechos de las mujeres estaban más invisibilizados que hoy, fue capaz de decir esta hermosa frase alrededor de 1607, asumiendo ella misma la tarea de fundar una de las primeras congregaciones en ofrecer educación católica a las mujeres”.