Una internet responsable con nuestros/as pupilos/as

carta la ballena azul y netflix 13 reasons why

Estimadas Familias:

Junto con saludarlos, nos dirigimos a ustedes para hacerles llegar nuestra preocupación con respecto a diversos contenidos que circulan en los medios sociales e internet, y que son ampliamente difundidos y visitados por nuestros estudiantes. Nos referimos al juego de “La ballena Azul” o de la nueva serie de Netflix, “13 razones por que” (13 Reasons Why), que en las últimas semanas ha tenido gran difusión.

En cuanto a “La Ballena Azul”, es un juego al cual se invita a jóvenes y adolescentes a superar 50 pruebas, una por día, las cuales van incrementando sus grados de exposición social y peligrosidad. Muchas de estas pruebas están asociadas a despertarse de madrugada a mirar videos de terror, cortarse el brazo o exponerse a situaciones en las cuales se pone en riesgo la vida de los participantes, todo ello mediante interacción con otro/as por medio de las redes sociales.

En el caso de la serie de Netflix, la historia aborda a una adolescente que cuenta los motivos que la llevaron a suicidarse, dejando unas cintas de cassettes a sus compañeros de clase, involucrándolos directa o indirectamente. Esta serie se encuentra catalogada como una serie para adultos con temática adolescente (restricción 16 años), aborda con crudeza temas complejos, tales como el suicidio, el abuso sexual, acoso escolar entre otros, donde se dan respuestas simples sin la profundidad de un especialista. Preocupa que el suicidio sea presentado como inevitable, entregando una visión romántica de éste, pudiendo llegar así a producirse una identificación con la protagonista.

Ciertamente no podemos impedir el acceso de sus hijos y nuestros estudiantes a los medios de comunicación y a las redes sociales, pero si debemos promover un uso positivo de estos mismos. Por ello sugerimos involucrarse en lo que sus hijos están viendo y animarlos a buscar espacios de acercamiento, reflexión diálogo con sus hijos en torno a temas tan importantes como son: comunicación padres e hijos, individualismo y exitismo en nuestra sociedad, proyectos de vida, necesidades afectivas y habilidades sociales, autocuidado, consumo abusivo de drogas y alcohol, contrarrestándolo con los valores familiares, con la identificación de redes de apoyo y alternativas de enfrentamiento en situaciones de crisis.

Las tecnologías son hoy en día una potente fuente de socialización para nuestros hijos, por lo que es difícil que impidamos su uso. Sin embargo, sí podemos establecer normas y un control de este uso regulando de esta manera el acceso a contenidos inapropiados, grooming (extorsión a menores creando perfiles falsos), exposición de la intimidad, cyberbulling, viralización de contenidos poco adecuados, sobrexposición en los medios y fomento del sedentarismo en detrimento de las horas de sueño y recreación, etc.

Deseando que esto sea una oportunidad para el diálogo, la reflexión y orientación familiar.

Se despide afectuosamente,

 

María Pía Abalos Barros
Directora