Cuando las ramas se agitan, las raíces se abrazan

Con mucha alegría e ilusión hemos comenzado nuestro año escolar 2022 con toda la comunidad. Inspirados en el XVIII Capítulo General de la Orden de la Compañía de María: «Cuando las ramas se agitan, las raíces se abrazan», lema que nos acompañó en las celebraciones por ciclo.

Hemos vivido tiempos de vientos, donde las ramas se han agitado. Nos hemos tenido que adaptar a los cambios para enfrentar lo nuevo y a aprender a desarrollar la flexibilidad para enfrentar las situaciones de cambio. Sin duda, han sido tiempo de grandes aprendizajes para ser más solidarios y más respetuosos. Lo que nos ha llevado a valorar la vida, nuestra familia, los amigos y las amigas.

Hoy, volvemos al colegio con todos los aprendizajes y desafíos de la pandemia, para plasmarlos en un gran árbol que mantiene sus raíces firmes en nuestro proyecto educativo, inspiración de Santa Juana de Lestonnac. Raíces fuertes como nuestra familia, que nos dan la savia, que nos impulsa a crecer, relacionarnos y trascender.

Iniciamos un nuevo año, con todo el estudiantado y de manera especial con la nueva generación de IV Medio. Una generación de jóvenes que saldrá a vivir todo lo aprendido, a ser la sal y la luz para otros. Fueron los mismos jóvenes quienes se animaban unos con otros a reencontrarse, a valorarse como amigos, como curso, como generación.

Comenzamos un nuevo año, en una relación que acompaña, integra y hace crecer.

María Pía Abalos, directora Compañía de María Seminario.

Revisa la galería con imágenes de la bienvenida a estudiantes nuevos, el primer día de clases y el encuentro con los IV° Medios: