Nuestra historia

A petición del Arzobispo de Santiago Rvdo. Rafael Valentín Valdivieso, el 11 de Febrero de 1868, las religiosas del convento de Mendoza llegan a Chile a fundar un colegio de la Compañía de María o de la Buena Enseñanza, en Molina, Talca. Al no poder concretarse éste, fueron llamadas a Santiago, en donde Don José Joaquín Pérez, Presidente de la República de la época, autoriza con fecha 12 de Marzo del 1868 el establecimiento de la Orden en Chile y posteriormente, el 1º de Agosto para hacerlo en Santiago.

Meses más tarde adquieren una quinta en la Av. Portales y es así como el 15 de Mayo de 1869 se da inicio a las clases de lo que sería el primer Colegio de la Compañía de María en Chile, el que fue dirigido por la Madre Marta Regueira.

Se comenzó con 11 alumnas y un plan de estudios de 4 años para las que sabían leer y 5 para las que no, contemplando siempre retiros espirituales para las alumnas.

Después de 148 años, nos llamamos Colegio Compañía de María – Seminario, y hemos ido adquiriendo una fisonomía diferente de acuerdo a “los nuevos tiempos y lugares” como decía nuestra Santa Madre.